febrero 23, 2017

Azucarera Pio Tamayo C.A

El 5 de Julio de 1952 fue fundada por el Dr. José Rafael Colmenares Peraza la Compañía Anónima Central Tocuyo, con un capital inicial de 220 Mil Bolívares, suscrito por diecisiete accionistas iniciales. El 29 de Julio del mismo año se solicita un crédito a la Corporación Venezolana de Fomento (C.V.F) por el valor de 10 Millones de Bolívares, el cual es otorgado el 12 de Agosto y el 31 de ese mismo mes se aumenta el capital de la compañía a 550 Mil Bolívares y se admiten nuevos accionistas. Se pensó al comienzo construir un ingenio nuevo, pero por falta de recursos de la C.V.F., se gestionó la compra de un Central en Puerto Rico que ya estuviera funcionando y fuese asequible a los venezolanos. Es así como se traslada una comisión a Puerto Rico y se aprueba la compra del Central “San José de Río Piedras”.

El 24 de Noviembre de 1952 fue colocada la primera piedra en lo que sería “C.A. Central Tocuyo”; las primeras máquinas llegan a El Tocuyo en Marzo de 1953, siendo construido en 11 meses.

Se inicia la primera zafra en Febrero del 1954, con una capacidad de molienda de 1.200 toneladas (ton) de caña por día. En esta zafra el central procesó 60.000 ton de caña de azúcar y en la Zafra 1972 alcanzó la cifra record de 499.000 ton de caña procesada.

A finales de los años 70, debido a problemas financieros, la empresa pasa a ser administrada por la C.V.F., posteriormente en 1980 pasa a manos de CENAZUCA y se mantiene bajo esta administración hasta el año 1991.

A partir del 23 de Diciembre de 1991, como consecuencia de la política gubernamental de privatización de los centrales azucareros pertenecientes al Estado, la empresa pasa a manos de un consorcio panameño mediante un acto de licitación para la venta por la cantidad de 209 Millones de Bolívares denominándose Azucarera Tocuyo, S.A., el cual administró la misma hasta el año 1995.

Dicho período de administración, se caracterizó por altos niveles de productividad y escasas inversiones, lo que conllevó al central a un deterioro sostenido y progresivo de todos sus equipos que se evidencia aún en la actualidad.

Posteriormente, este consorcio panameño realiza la venta en 1996 a otro grupo de empresarios representados por Francisco Lozada y Carlos Sequera Yépez, quienes no logran controlar el balance financiero – productivo de la empresa, declarándola en quiebra a finales de 1999.

En Agosto del año 1999, se produce una protesta nacional por parte de la Federación de Cañicultores de Venezuela debido a las importaciones indiscriminadas de azúcar. Luego, en Septiembre del mismo año surge una protesta de parte de los trabajadores del central exigiendo el pago de los pasivos laborales y logran reunirse con los directivos de la Asamblea Nacional Constituyente.

Para Octubre de ese mismo año, se procede al cese total de las operaciones y cierre del Central por la junta directiva y accionistas provocando así el despido de 320 trabajadores directos, afectando igualmente a 385 corteros de caña, 600 trabajadores fijos en las haciendas de caña, 97 transportistas, 3.280 familias y 54 cañicultores.

En Noviembre de 1999, se da inicio a una huelga de hambre para sensibilizar a las autoridades competentes acerca del conflicto atravesado por la principal empresa del municipio “Azucarera Tocuyo S.A.”. Esta huelga estuvo encabezada por el párroco del pueblo Presbítero Teodoro Calles, un trabajador de la empresa Sr. Ramón Landaeta y el representante de la comunidad Sr. Martín Colmenares.

Los trabajadores, en vista del grave problema económico que vive el municipio Morán, acuden a diferentes instancias de los poderes del Estado para solicitar una respuesta ante el cierre de la factoría; un hecho que había sido advertido por sus propios trabajadores. Es entonces cuando se produce una serie de encuentros con el recién juramentado Presidente de la República, Tcnel. Hugo Chávez Frías, quien activa diferentes mecanismos para la reapertura del central.

Simultáneamente, el ingenio azucarero que yacía gravemente deteriorado por la desinversión que promovida la junta administradora que lo lleva a la quiebra, permaneció custodiado por los mismos trabajadores desempleados, quienes hacían incluso turnos de vigilancia y sin retribución económica alguna por un tiempo de cuatro meses aproximadamente.

En el año 2000, FOGADE, por intermedio del Banco Industrial de Venezuela y mediante negociación con Organización Frutmar C.A., se adjudica los activos de la Empresa, pudiendo cancelar así todos los pasivos pendientes.

Posteriormente, el 21 de marzo de 2001, el Presidente de la República, Hugo Chávez, realizó una visita a la industria, para anunciar la creación y puesta en marcha de la empresa “Azucarera Pío Tamayo, C.A., la cual hizo renacer la esperanza de todos los tocuyanos.

Esta nueva empresa debe su nombre a un gran luchador, nacido en 1898 en El Tocuyo, quien fue un gran poeta, periodista, revolucionario y cañicultor de su época.

La empresa de constituyó en un modelo único de cogestión integrada por: Trabajadores del central, representados por SERTEAZUCA (25,50%), Cañicultores por PROCAMOL (25,50%), Gobierno Nacional por Ministerio de Alimentación (24,50%) y Gobierno Regional por FONDAEL (24,50%).

LGracias a las positivas relaciones con la hermana República de Cuba, la Azucarera Pío Tamayo inició sus operaciones con el asesoramiento de técnicos cubanos, quienes tienen décadas de experiencia en esta área.

Azucarera Pío Tamayo se inicia con un capital social suscrito y pagado de 1.138 Millones de Bolívares.

En el 2001, el Banco Industrial de Venezuela aprueba un financiamiento de 6.000 Millones de Bolívares, con garantía hipotecaria y a un plazo de 10 años incluidos 2 años de gracia.

      • 2.000 Millones de Bolívares (33.33 %) se destinaron como capital de trabajo para la Reconstrucción de la planta.

      • 4.000 Millones de Bolívares (66.67 %) para cancelar pasivos de la deuda de la anterior empresa, Azucarera Tocuyo C. A.

Dado al importante avance generado con la reactivación de la factoría, el domingo 13 de enero de 2002, el Presidente de la República, Hugo Chávez, realizó su programa dominical Aló Presidente Nº 92 en las instalaciones de la empresa, donde entre otras cosas reforzó el apoyo incondicional del Gobierno Nacional hacia los trabajadores, el ingenio azucarero y el pueblo de El Tocuyo.

En el año 2010, ante la necesidad de seguir fortaleciendo la inversión en el central, el Estado adquiere la totalidad de las acciones de PROCAMOL y SERTEAZUCA, y todas estas pasan a bajo el dominio del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, saldando con ello todo rastro de deuda dejada por la administración privada.

Actualmente, se está cumpliendo con los trabajadores que se desempeñaron durante más de 30 años de servicios en las diferentes áreas del ingenio, estas personas están recibiendo sus jubilaciones. Esto gracias la gestión de la Junta Interventora, Liquidadora y de Supresión de CVA Azúcar, que está cumpliendo con lineamientos del Ministerio del Poder Popular de Agricultura y Tierras y del Gobierno Bolivariano.

Capacidades del Central Pio Tamayo